Martes, Adviento II

Oracin Matutina Diaria

Preparen camino al Seor; enderezen calzada en la soledad a nuestro Dios. Isaas 40:3

Invitatorio y Salterio

Seor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca proclamar tu alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Venite Salmo 95:1-7
Vengan, cantemos alegremente al Seor; *
aclamemos con jbilo a la Roca que nos salva.
Lleguemos ante su presencia con alabanza, *
vitorendole con cnticos;
Porque el Seor es Dios grande, *
y Rey grande sobre todos los dioses.
En su mano estn las profundidades de la tierra, *
y las alturas de los montes son suyas.
Suyo el mar, pues l lo hizo, *
y sus manos formaron la tierra seca.
Vengan, adoremos y postrmonos; *
arrodillmonos delante del Seor nuestro Hacedor;
Porque l es nuestro Dios;
nosotros el pueblo de su dehesa, y ovejas de su mano. *
Ojal escuchen hoy su voz!

Nuestro Rey y Salvador se acerca: vengan y adormosle.

Salmo 26
Jzgame, oh Seor, porque en integridad he andado; *
he confiado asimismo en el Seor sin titubear.
Escudrame, oh Seor, y prubame; *
examina mis pensamientos y mi corazn;
Porque tu amor est delante de mis ojos; *
he andado fielmente contigo.
No he frecuentado personas intiles, *
ni me he asociado con los engaadores.
Aborrec la reunin de los malhechores, *
y con los impos nunca me sentar.
Lavar en inocencia mis manos, *
y as andar alrededor de tu altar, oh Seor,
Cantando himnos de alabanza, *
y contando todas tus obras maravillosas.
Seor, la habitacin de tu casa yo amo, *
y el lugar de la morada de tu gloria.
No arrebates mi alma con los pecadores, *
ni mi vida con los sanguinarios,
Cuyas manos estn llenas de tramas, *
y cuya diestra est llena de sobornos.
Mas yo andar en integridad; *
redmeme, oh Seor, y ten misericordia de m.
Mi pie se mantiene firme en medio de los justos; *
en las asambleas bendecir al Seor.

Salmo 28
A ti, oh Seor, clamo;
Roca ma, no me desatiendas; *
para que no sea yo, dejndome t,
semejante a los que descienden a la fosa.
Oye la voz de mis ruegos cuando clamo a ti, *
cuando alzo mis manos hacia tu lugar santsimo.
No me arrebates con los malos,
y con los que hacen iniquidad, *
los cuales hablan paz con su prjimo,
pero la maldad est en su corazn.
Dales conforme a su obra, *
y conforme a la perversidad de sus hechos.
Dales su merecido, *
conforme a la obra de sus manos;
Porque no atendieron a las obras del Seor,
ni a los hechos de sus manos, *
l los derribar, y no los edificar.
Bendito sea el Seor! *
porque ha odo la voz de mis ruegos.
El Seor es mi fortaleza y mi escudo; *
en l confa mi corazn, y fui ayudado.
Por ello salta mi corazn con jbilo, *
y con mi cancin le alabar.
El Seor es la fortaleza de su pueblo, *
el refugio de su ungido.
Salva a tu pueblo, y bendice a tu heredad; *
pastorales y sustntales para siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Las Lecciones

Isaas 5:13-17, 24-25
Por eso, por no querer entender, mi pueblo ir al destierro.
Todo el pueblo, con sus jefes,
morir de hambre y de sed.
Como una fiera, el sepulcro abre su boca sin medida,
para tragarse al pueblo y a sus jefes,
a esa gente que vive en juergas y diversiones.
La gente quedar completamente humillada;
los orgullosos tendrn que bajar los ojos.
El Seor todopoderoso mostrar su grandeza en el juicio;
el Dios Santo mostrar su santidad haciendo justicia.
Las ciudades sern destruidas
y en sus ruinas pastarn ovejas y cabras.
Por eso, as como el fuego quema la paja
y las llamas devoran las hojas secas,
as tambin perecern ustedes,
como plantas que se pudren de raz
y cuyas flores se deshacen como el polvo.
Porque despreciaron las enseanzas y las rdenes
del Seor todopoderoso, el Dios Santo de Israel.
Por eso el Seor se enoj contra su pueblo
y levant la mano para castigarlo.
Los montes se estremecieron,
los cadveres quedaron tirados como basura en las calles.
Y sin embargo la ira del Seor no se ha calmado;
l sigue amenazando todava.

Cntico de Alabanza Benedictus es, Domine
Daniel (dc) 3:26, 52-56

Bendito eres t, Seor Dios de nuestros padres; *
digno de alabanza, eres bendito.
Bendito el fulgor de tu santo Nombre, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria, *
en el trono de tu reino eres bendito.
Bendito eres, sentado sobre querubines, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.
Bendito t, que sondeas los abismos; *
en la bveda celeste eres bendito.
Bendito t: Padre, Hijo y Espritu Santo, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.

1 Tesalonicenses 5:12-28
Hermanos, les rogamos que tengan respeto a los que trabajan entre ustedes, los dirigen en las cosas del Seor y los amonestan. Deben estimarlos y amarlos mucho, por el trabajo que hacen. Vivan en paz unos con otros. Tambin les encargamos, hermanos, que reprendan a los indisciplinados, que animen a los que estn desanimados, que ayuden a los dbiles y que tengan paciencia con todos. Tengan cuidado de que ninguno pague a otro mal por mal. Al contrario, procuren hacer siempre el bien, tanto entre ustedes mismos como a todo el mundo. Estn siempre contentos. Oren en todo momento. Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que l quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jess. No apaguen el fuego del Espritu. No desprecien el don de profeca. Somtanlo todo a prueba y retengan lo bueno. Aprtense de toda clase de mal. Que Dios mismo, el Dios de paz, los haga a ustedes perfectamente santos, y les conserve todo su ser, espritu, alma y cuerpo, sin defecto alguno, para la venida de nuestro Seor Jesucristo. El que los llama es fiel, y cumplir todo esto. Hermanos, oren tambin por nosotros. Saluden a todos los hermanos con un beso santo. Les encargo, por la autoridad del Seor, que lean esta carta a todos los hermanos. Que nuestro Seor Jesucristo derrame su gracia sobre ustedes.

Cntico al Cordero Dignus es
Apocalipsis 4:11; 5:9-10, 13

Digno es, Seor nuestro Dios, *
atribuirte la gloria, el honor y el poder;
Porque t has creado el universo, *
y por tu voluntad existi y fue creado.
Y digno es atribuir lo mismo a ti, Cordero inmolado, *
porque con tu sangre compraste para Dios,
De toda raza, lengua, pueblo y nacin, *
un reino de sacerdotes para servir a nuestro Dios.
Por tanto, al que est sentado en el trono, *
y a Cristo el Cordero,
Sean adoracin y honor, gloria y seoro, *
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

A
Seor, mustranos tu misericordia;
Y concdenos tu salvacin.
Reviste a tus ministros de justicia;
Que cante tu pueblo de jbilo.
Establece, Seor, la paz en todo el mundo;
Porque slo en ti vivimos seguros.
Protege, Seor, a esta nacin;
Y guanos por la senda de justicia y de verdad.
Que se conozcan en la tierra tus caminos;
Y entre los pueblos tu salvacin.
Seor, que no se olvide a los necesitados;
Ni se arranque la esperanza a los pobres.
Seor, crea en nosotros un corazn limpio;
Y sustntanos con tu Santo Espritu.

Dios de misericordia, que enviaste a tus mensajeros, los profetas, a predicar el arrepentimiento y preparar el camino de nuestra salvacin: Danos gracia para atender sus advertencias y abandonar nuestros pecados, a fin de que recibamos gozosamente la venida de Jesucristo nuestro Redentor; que vive y reina contigo y el Espritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amn.

Oh Dios, autor de la paz y amante de la concordia, conocerte es vida eterna, y servirte, plena libertad: Defiende a estos tus humildes siervos de todos los asaltos de nuestros enemigos; para que, confiados en tu proteccin, no temamos la fuerza de ningn adversario; por el poder de Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Seor Jesucristo, t extendiste tus brazos amorosos sobre el cruel madero de la cruz, para estrechar a todos los seres humanos en tu abrazo salvador: Revstenos con tu Espritu de tal manera que, extendiendo nuestras manos en amor, llevemos a quienes no te conocen a reconocerte y amarte; por el honor de tu Nombre. Amn.
Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Oracin de San Juan Crisstomo
Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

La gracia de nuestro Seor Jesucristo, el amor de Dios y la comunin del Espritu Santo sean con todos nosotros, ahora y siempre. Amn. 2 Corintios 13:14


Oficio para el Medioda

Oh Dios, dgnate librarnos.
Seor, apresrate a socorrernos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Salmo 126 In convertendo
Cuando el Seor cambi la suerte de Sin, *
ramos como los que suean.
Entonces nuestra boca se llen de risa, *
y nuestra lengua de gritos de alegra.
Y decan entre las naciones: *
"Ha hecho el Seor proezas con ellos".
Proezas ha hecho el Seor con nosotros, *
y estamos sumamente alegres.
T, oh Seor, has cambiado nuestra suerte, *
como los torrentes del Neguev.
Los que sembraron con lgrimas, *
con gritos de alegra segarn.
Los que van llorando, llevando la semilla, *
volvern entre cantares, trayendo sus gavillas.
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Si alguno est en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aqu todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcili consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliacin. 2 Corintios 5:17-18
Demos gracias a Dios.

Seor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Seor, ten piedad.

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.

Seor, escucha nuestra oracin;
Y llegue a ti nuestro clamor.

Bendito Salvador, en esta hora colgabas en la cruz, extendiendo tus brazos amorosos: Concede que todos los pueblos de la tierra miren hacia ti y sean salvos; por tu entraable misericordia. Amn.

Se puede ofrecer intercesiones libres.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.