Fiesta de San Juan, Evangelista

Oracin Matutina Diaria

Ya no son extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios. Efesios 2:19

Invitatorio y Salterio

Seor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca proclamar tu alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Venite Salmo 95:1-7
Vengan, cantemos alegremente al Seor; *
aclamemos con jbilo a la Roca que nos salva.
Lleguemos ante su presencia con alabanza, *
vitorendole con cnticos;
Porque el Seor es Dios grande, *
y Rey grande sobre todos los dioses.
En su mano estn las profundidades de la tierra, *
y las alturas de los montes son suyas.
Suyo el mar, pues l lo hizo, *
y sus manos formaron la tierra seca.
Vengan, adoremos y postrmonos; *
arrodillmonos delante del Seor nuestro Hacedor;
Porque l es nuestro Dios;
nosotros el pueblo de su dehesa, y ovejas de su mano. *
Ojal escuchen hoy su voz!

Aleluya! El Seor es glorioso en sus santos: vengan y adormosle. Aleluya!

Salmo 97
El Seor es Rey; regocjese la tierra; *
algrense la multitud de las islas.
Nubes y oscuridad alrededor de l; *
rectitud y justicia el cimiento de tu trono.
Fuego va delante de l, *
y abrasa a sus enemigos alrededor.
Sus relmpagos alumbran el mundo; *
vindolo, la tierra se estremece.
Los montes se derriten como cera a la vista del Seor, *
a la vista del Soberano de toda la tierra.
Los cielos anuncian su justicia, *
y todos los pueblos contemplan su gloria.
Avergncense todos los que adoran imgenes de talla, *
los que se gloran en dioses falsos; pstrense ante l, dioses todos.
Sin oye, y se alegra, y las ciudades de Jud se gozan, *
a causa de tus juicios, oh Seor;
Porque t eres el Seor, altsimo sobre toda la tierra; *
eres muy excelso sobre todos los dioses.
El Seor ama a los que aborrecen el mal; *
l preserva la vida de sus santos, y de mano de los malvados los libra.
Brota la luz para el justo, *
y alegra para los rectos de corazn.
Algrense, justos, en el Seor, *
dando gracias a su santo Nombre.

Salmo 98
Canten al Seor cntico nuevo, *
porque ha hecho maravillas.
Con su diestra, y con su santo brazo, *
ha alcanzado la victoria.
El Seor ha dado a conocer su victoria; *
a la vista de las naciones ha descubierto su justicia.
Se acuerda de su misericordia y su fidelidad
para con la casa de Israel; *
los confines de la tierra
han visto la victoria de nuestro Dios.
Aclamen con jbilo al Seor, pueblos todos; *
levanten la voz, gcense y canten.
Canten al Seor con el arpa, *
con el arpa y la voz de cntico.
Con trompetas y al son de clarines, *
aclamen con jbilo ante el Rey, el Seor.
Ruja el mar y cuanto contiene, *
el mundo y los que en l habitan.
Den palmadas los ros, aclamen los montes al Seor, *
cuando llegue para juzgar la tierra.
Juzgar al mundo con justicia, *
y a los pueblos con equidad.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Proverbios 8:22-30
El Seor me cre al principio de su obra,
antes de que l comenzara a crearlo todo.
Me form en el principio del tiempo,
antes de que creara la tierra.
Me engendr antes de que existieran los grandes mares,
antes de que brotaran los ros y los manantiales.
Antes de afirmar los cerros y los montes,
el Seor ya me haba engendrado;
an no haba creado l la tierra y sus campos,
ni el polvo de que el mundo est formado.
Cuando l afirm la bveda del cielo
sobre las aguas del gran mar, all estaba yo.
Cuando afirm las nubes en el cielo
y reforz las fuentes del mar profundo,
cuando orden a las aguas del mar
no salirse de sus lmites,
cuando puso las bases de la tierra,
all estaba yo, fielmente, a su lado.
Yo era su constante fuente de alegra,
y jugueteaba en su presencia a todas horas.

Primer Cntico de Isaas Ecce, Deus
Isaas 12:2-6

He aqu es Dios quien me salva; *
confiar en l y no temer.
Mi fortaleza y mi refugio es el Seor; *
l se hizo mi Salvador.
Sacarn ustedes aguas con jbilo *
de las fuentes de salvacin.
Aquel da dirn: *
Den gracias al Seor e invoquen su Nombre.
Cuenten a los pueblos sus hazaas; *
pregonen que su Nombre es excelso.
Canten alabanzas al Seor, porque ha hecho cosas sublimes, *
y esto es conocido por toda la tierra.
Vitoreen, habitantes de Sin, con gritos de jbilo, *
porque grande es en medio de ti el Santo de Israel.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

San Juan 13:20-35
Jess dijo: “Les aseguro que el que recibe al que yo envo, me recibe a m; y el que me recibe a m, recibe al que me ha enviado." Despus de decir esto, Jess se sinti profundamente conmovido, y aadi con toda claridad: “Les aseguro que uno de ustedes me va a traicionar.” Los discpulos comenzaron entonces a mirarse unos a otros, sin saber de quin estaba hablando. Uno de ellos, a quin Jess quera mucho, estaba junto a l, mientras cenaban, y Simn Pedro le dijo por seas que le preguntara de quin estaba hablando. l, acercndose ms a Jess, le pregunt: “Seor, quin es?” Jess le contest: “Voy a mojar un pedazo de pan, y a quien se lo d, ese es.” En seguida moj un pedazo de pan y se lo dio a Judas, hijo de Simn Iscariote. Y tan pronto como Judas recibi el pan, Satans entr en su corazn. Jess le dijo: “Lo que vas a hacer, hazlo pronto.” Pero ninguno de los que estaban cenando a la mesa entendi por qu le deca eso. Como Judas era el encargado de la bolsa del dinero, algunos pensaron que Jess le quera decir que comprara algo para la fiesta, o que diera algo a los pobres. Una vez que Judas hubo recibido el pan, sali. Ya era de noche. Despus que Judas hubo salido, Jess dijo: “Ahora se muestra la gloria del Hijo del hombre, y la gloria de Dios se muestra en l. Y si el Hijo del hombre muestra la gloria de Dios, tambin Dios mostrar la gloria de l; y lo har pronto. Hijitos mos, ya no estar con ustedes mucho tiempo. Ustedes me buscarn, pero lo mismo que les dije a los judos les digo ahora a ustedes: No podrn ir a donde yo voy. Les doy este mandamiento nuevo: Que se amen los unos a los otros. As como yo los amo a ustedes, as deben amarse ustedes los unos a los otros. Si se aman los unos a los otros, todo el mundo se dar cuenta de que son discpulos mos.”

Cntico de los Redimidos Magna et mirabilia
Apocalipsis 15:3-4

Grandes y asombrosas son tus obras, *
Seor Dios, Rey del universo;
Justos y fidedignos tus caminos, *
oh Rey de los siglos.
Quin no te acatar y bendecir tu Nombre? *
T slo eres el Santo.
Todas las naciones vendrn y se postrarn ante ti, *
Pues tus hechos justos se hicieron manifiestos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

A
Seor, mustranos tu misericordia;
Y concdenos tu salvacin.
Reviste a tus ministros de justicia;
Que cante tu pueblo de jbilo.
Establece, Seor, la paz en todo el mundo;
Porque slo en ti vivimos seguros.
Protege, Seor, a esta nacin;
Y guanos por la senda de justicia y de verdad.
Que se conozcan en la tierra tus caminos;
Y entre los pueblos tu salvacin.
Seor, que no se olvide a los necesitados;
Ni se arranque la esperanza a los pobres.
Seor, crea en nosotros un corazn limpio;
Y sustntanos con tu Santo Espritu.

Derrama, oh Seor, sobre tu Iglesia el resplandor de tu luz, para que, iluminados por la enseanza de tu apstol y evangelista Juan, andemos en la luz de tu verdad de tal manera que al fin alcancemos la plenitud de la vida eterna; por Jesucristo nuestro Seor, que vive y reina contigo y el Espritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amn.

Oh Dios, autor de la paz y amante de la concordia, conocerte es vida eterna, y servirte, plena libertad: Defiende a estos tus humildes siervos de todos los asaltos de nuestros enemigos; para que, confiados en tu proteccin, no temamos la fuerza de ningn adversario; por el poder de Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Oh Dios, que has hecho de una sola sangre a todos los pueblos de la tierra, y enviaste a tu bendito Hijo a predicar la paz, tanto a los que estn lejos como a los que estn cerca: Concede que la gente en todo lugar te busque y te encuentre; trae a las naciones a tu redil; derrama tu Espritu sobre toda carne; y apresura la venida de tu reino; por Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Accin de Gracias en General
Dios omnipotente, Padre de toda misericordia, nosotros, indignos siervos tuyos, humildemente te damos gracias por todo tu amor y benignidad a nosotros y a todos los seres humanos. Te bendecimos por nuestra creacin, preservacin y todas las bendiciones de esta vida; pero sobre todo por tu amor inmensurable en la redencin del mundo por nuestro Seor Jesucristo; por los medios de gracia, y la esperanza de gloria. Y te suplicamos nos hagas conscientes de tus bondades de tal manera que, con un corazn verdaderamente agradecido, proclamemos tus alabanzas, no slo con nuestros labios, sino tambin con nuestras vidas, entregndonos a tu servicio y caminando en tu presencia, en santidad y justicia, todos los das de nuestra vida; por Jesucristo nuestro Seor, a quien, contigo y el Espritu Santo, sea todo honor y gloria, por los siglos de los siglos. Amn.

Oracin de San Juan Crisstomo

Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

Gloria a Dios, cuyo poder, actuando en nosotros, puede realizar todas las cosas infinitamente mejor de lo que podemos pedir o pensar: Gloria a l en la Iglesia de generacin en generacin, y en Cristo Jess por los siglos de los siglos. Amn. Efesios 3:20, 21

Oficio para el Medioda

Oh Dios, dgnate librarnos.
Seor, apresrate a socorrernos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Salmo 121 Levavi oculos
Levanto mis ojos a los montes; *
de dnde vendr mi socorro?
Mi socorro viene del Seor, *
que hizo los cielos y la tierra.
No permitir que resbale tu pie, *
ni se dormir el que te guarda.
He aqu, el que guarda a Israel *
no se adormecer ni dormir.
El Seor es tu guardin, *
el Seor es tu sombra a tu diestra.
El sol no te har dao de da, *
ni la luna de noche.
El Seor te guardar de todo mal; *
l guardar tu vida.
El Seor guardar tu salida y tu entrada, *
desde ahora y para siempre.
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espritu Santo que nos fue dado. Romanos 5:5
Demos gracias a Dios.

Seor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Seor, ten piedad.

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.

Seor, escucha nuestra oracin;
Y llegue a ti nuestro clamor.

Padre celestial, enva tu Santo Espritu a nuestros corazones, para que nos dirija y gobierne segn tu voluntad, nos consuele en todas nuestras aflicciones, nos defienda de todo error, y nos conduzca a toda verdad; por Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Se puede ofrecer intercesiones libres.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.