Oracin Vespertina Diaria

Aleluya! Cristo ha resucitado
Es verdad! El Seor ha resucitado. Aleluya!

Confesin de Pecado
Dios de misericordia, confesamos que hemos pecado contra ti por pensamiento, palabra y obra, por lo que hemos hecho y lo que hemos dejado de hacer. No te hemos amado con todo el corazn; no hemos amado a nuestro prjimo como a nosotros mismos. Sincera y humildemente nos arrepentimos. Por amor de tu Hijo Jesucristo, ten piedad de nosotros y perdnanos; as tu voluntad ser nuestra alegra y andaremos por tus caminos, para gloria de tu Nombre. Amn.

Dios omnipotente tenga misericordia de nosotros, perdone todos nuestros pecados por Jesucristo nuestro Seor, nos fortalezca en toda bondad y por el poder del Espritu Santo, nos conserve en la vida eterna. Amn.

Oh Dios, dgnate librarnos.
Seor, apresrate a socorrernos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Luz Alegrante Phos hilaron
Luz alegrante,
claridad pura del sempiterno Padre celestial,
Jesucristo, santo y bendito:

Ahora que hemos llegado al ocaso del sol,
y nuestros ojos miran la luz vespertina,
te alabamos con himnos, oh Dios: Padre,
Hijo y Espritu Santo.

Digno eres de ser alabado en todos los tiempos
con voces gozosas,
oh Hijo de Dios, Dador de la vida;
por tanto te glorifica el universo entero.

Salmo 89:19-52
Hablaste una vez a tus fieles en una visin, y dijiste: *
"He puesto la corona sobre un hroe; he levantado a un escogido del pueblo.
Hall a David mi siervo; *
lo ung con mi leo sagrado.
Mi mano estar siempre con l; *
mi brazo tambin lo fortalecer.
No lo engaar ningn enemigo, *
ni cualquier malvado lo humillar.
Aplastar delante de l a sus enemigos *
y herir a los que le aborrecen.
Mi amor y fidelidad lo acompaarn, *
y por mi Nombre ser victorioso.
Pondr su izquierda sobre el mar, *
y su diestra sobre el ro.
El me invocar: 'T eres mi Padre, *
mi Dios, y la roca de mi salvacin'.
Yo le pondr por primognito, *
el ms excelso de los reyes de la tierra.
Sostendr mi amor por l para siempre, *
y mi pacto continuar firme con l.
Afirmar su descendencia para siempre, *
y su trono como los das de los cielos".
"Si abandonaren sus hijos mi ley, *
y no anduvieren de acuerdo con mis juicios;
Si profanaren mis estatutos, *
y no guardaren mis mandamientos;
Entonces castigar con vara su rebelin, *
y con azotes sus iniquidades;
Mas no retirar de l mi amor, *
ni falsear mi fidelidad.
No violar mi pacto, *
ni cambiar lo que ha salido de mis labios.
De una vez por todas he jurado por mi santidad: *
'No mentir a David.
Su linaje perdurar para siempre, *
y su trono como el sol delante de m.
Ser firme para siempre como la luna, *
testigo fiel en los cielos'".
Pero te has airado con tu ungido; *
lo has rechazado y desechado.
Has roto el pacto con tu siervo; *
has profanado su corona, arrojndola al suelo.
Has abierto brecha en sus murallas, *
y has derribado sus fortalezas.
Lo saquean todos los que pasan por el camino; *
es escarnio de sus vecinos.
Has exaltado la diestra de sus enemigos; *
has alegrado a sus adversarios.
Has desviado el filo de su espada, *
y no lo has sostenido en la batalla.
Has acabado con su esplendor, *
y has derribado su trono por tierra.
Has acortado los das de su juventud, *
y lo has cubierto de ignominia.
Hasta cundo, oh Seor, te esconders? Te esconders para siempre? *
Hasta cundo arder tu ira como el fuego?
Recuerda, oh Seor, cun breve es la vida,
cun frgil has creado toda carne.
Quin vivir y no ver la muerte? *
Quin podr salvar su vida del poder de la fosa?
Oh Seor, dnde estn tus antiguas misericordias, *
que juraste a David en tu fidelidad?
Acurdate, oh Seor, del escarnio de tu siervo, *
de las mofas de muchos pueblos, que llevo en mi seno,
Las mofas que tus enemigos, oh Seor, han lanzado, *
las que lanzaron a las huellas de tu ungido.
Bendito el Seor por siempre jams! *
Amn y Amn.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo:
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

San Mateo 8:5-17
Al entrar Jess en Cafarnam, se le acerc un centurin, suplicndole: Seor, mi muchacho est en cama, totalmente paralizado, y sufre terriblemente. Jess le dijo: Yo ir a sanarlo. El centurin contest: Seor, quin soy yo para que entres en mi casa? Di no ms una palabra y mi sirviente sanar. Pues yo, que no soy ms que un capitn, tengo soldados a mis rdenes, y cuando le digo a uno: Vete, l se va; y si le digo a otro: Ven, l viene; y si ordeno a mi sirviente: Haz tal cosa, l la hace. Jess se qued admirado al or esto, y dijo a los que le seguan: Les aseguro que no he encontrado a nadie en Israel con tanta fe. Yo se lo digo: vendrn muchos del oriente y del occidente para sentarse a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos, mientras que aquellos a quienes se destinaba el Reino sern echados a las tinieblas de afuera: all ser el llorar y rechinar de dientes. Luego Jess dijo al capitn: Vete a casa, hgase todo como has credo. Y en ese mismo momento el muchacho qued sano. Jess fue a casa de Pedro; all encontr a la suegra de ste en cama, con fiebre. Jess le toc la mano y se le pas la fiebre. Ella se levant y comenz a atenderle. Al atardecer le llevaron muchos endemoniados. l expuls a los espritus malos con una sola palabra, y san tambin a todos los enfermos. As se cumpli lo que haba anunciado el profeta Isaas: l tom nuestras debilidades y carg con nuestras enfermedades.

Cntico de Mara Magnificat
San Lucas 1:46-55

Proclama mi alma la grandeza del Seor,
se alegra mi espritu en Dios mi Salvador, *
porque ha mirado la humillacin de su esclava.
Desde ahora me felicitarn todas las generaciones, *
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por m;
su Nombre es santo.
Su misericordia llega a sus fieles, *
de generacin en generacin.
El hace proezas con su brazo; *
dispersa a los soberbios de corazn.
Derriba del trono a los poderosos, *
y enaltece a los humildes.
A los hambrientos los colma de bienes, *
y a los ricos despide vacos.
Auxilia a Israel, su siervo, *
acordndose de la misericordia,
Como lo haba prometido a nuestros padres, *
en favor de Abrahn y su descendencia para siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.


Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

B
Que esta noche sea santa, buena y pacfica,
Te rogamos, Seor.
Que tus santos ngeles nos conduzcan por los senderos de paz y de benevolencia,
Te rogamos, Seor.
Que nos perdones y absuelvas de nuestros pecados y ofensas,
Te rogamos, Seor.
Que haya paz para tu Iglesia y para todo el mundo,
Te rogamos, Seor.
Que partamos de esta vida en tu fe y temor, y no seamos condenados ante el gran tribunal de Cristo.
Te rogamos, Seor.
Que tu Espritu Santo nos una en la comunin de todos tus santos, encomendndonos los unos a los otros y toda nuestra vida a Cristo,
Te rogamos, Seor.

Oh Dios, Rey de la gloria, que con gran triunfo exaltaste a tu nico Hijo Jesucristo a tu reino celestial: No nos dejes desconsolados, mas envanos tu Espritu Santo para fortalecernos y exaltarnos al mismo lugar, adonde nuestro Salvador Cristo nos ha precedido; quien vive y reina contigo y el Espritu Santo, un solo Dios, en gloria
eterna. Amn.

S nuestra luz en las tinieblas, oh Seor, y por tu gran misericordia defindenos de todos los peligros y riesgos de esta noche; por amor de tu nico Hijo, nuestro Salvador Jesucristo. Amn.

Vela, oh amantsimo Seor, con los que trabajan, o velan, o lloran esta noche. A tus ngeles manda que guarden a los que duermen. Cuida a los enfermos, Cristo Seor; otorga reposo a los cansados, bendice a los moribundos, consuela a los que sufren, compadcete de los afligidos, escuda a los gozosos. Todo esto te pedimos por tu gran amor. Amn.

Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Oracin de San Juan Crisstomo

Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

Que el Dios de la esperanza nos colme de todo gozo y paz en nuestra fe, por el poder del Espritu Santo. Amn. Romanos 15:13