Oracin Vespertina Diaria

Ascienda mi oracin como incienso ante tu presencia, el alzar de mis manos como el sacrificio vespertino. Salmo 141:2

Confesin de Pecado
Dios de misericordia, confesamos que hemos pecado contra ti por pensamiento, palabra y obra, por lo que hemos hecho y lo que hemos dejado de hacer. No te hemos amado con todo el corazn; no hemos amado a nuestro prjimo como a nosotros mismos. Sincera y humildemente nos arrepentimos. Por amor de tu Hijo Jesucristo, ten piedad de nosotros y perdnanos; as tu voluntad ser nuestra alegra y andaremos por tus caminos, para gloria de tu Nombre. Amn.

Dios omnipotente tenga misericordia de nosotros, perdone todos nuestros pecados por Jesucristo nuestro Seor, nos fortalezca en toda bondad y por el poder del Espritu Santo, nos conserve en la vida eterna. Amn.

Oh Dios, dgnate librarnos.
Seor, apresrate a socorrernos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Luz Alegrante Phos hilaron
Luz alegrante,
claridad pura del sempiterno Padre celestial,
Jesucristo, santo y bendito:

Ahora que hemos llegado al ocaso del sol,
y nuestros ojos miran la luz vespertina,
te alabamos con himnos, oh Dios: Padre,
Hijo y Espritu Santo.

Digno eres de ser alabado en todos los tiempos
con voces gozosas,
oh Hijo de Dios, Dador de la vida;
por tanto te glorifica el universo entero.

Salmo 119:25-48
Dlet
Mi alma est pegada al polvo; *
vivifcame conforme a tu palabra.
Te he confesado mis caminos, y me has respondido; *
ensame tus estatutos.
Hazme entender el camino de tus mandamientos, *
para que medite en tus maravillas.
Se derrite mi alma de tristeza; *
fortalceme conforme a tu palabra.
Aparta de m el camino de la mentira; *
que reciba yo gracia por tu ley.
He escogido el camino de la fidelidad; *
he puesto tus juicios delante de m.
Me he apegado a tus decretos; *
oh Seor, no me avergences.
Por el camino de tus mandamientos correr, *
porque me has ensanchado el corazn.
He
Ensame, oh Seor, el camino de tus estatutos, *
y lo guardar hasta el fin.
Dame entendimiento, y guardar tu ley; *
la cumplir de todo corazn.
Guame por la senda de tus mandamientos, *
porque se es mi deseo.
Inclina mi corazn a tus decretos, *
y no a las ganancias injustas.
Aparta mis ojos, que no miren lo que es intil; *
vivifcame en tus caminos.
Cumple tu promesa a tu siervo, *
la que haces a los que te temen.
Quita de m el oprobio que temo, *
porque buenos son tus juicios.
He aqu, anhelo tus mandamientos; *
en tu justicia, preserva mi vida.
Vau
Venga a m tu bondad, oh Seor, *
tu salvacin, conforme a tu promesa.
Entonces dar respuesta a los que me mofan, *
porque confo en tus palabras.
No quites de mi boca la palabra de verdad, *
porque en tus mandamientos est mi esperanza.
Guardar tu ley continuamente, *
para siempre y hasta la eternidad.
Andar en libertad, *
porque estudio tus mandamientos.
Hablar de tus decretos ante los reyes, *
y no me avergonzar.
Me gozo en tus mandamientos, *
los cuales he amado siempre.
Alzar mis manos a tus mandamientos, *
y meditar en tus estatutos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Isaas 11:1-10

De ese tronco que es Jes, sale un retoo;
un retoo brota de sus races.
2
El espritu del Seor estar continuamente sobre l,
y le dar sabidura, inteligencia,
prudencia, fuerza,
conocimiento y temor del Seor.
3
l no juzgar por la sola apariencia,
ni dar su sentencia fundndose en rumores.
4
Juzgar con justicia a los dbiles
y defender los derechos de los pobres del pas.
Sus palabras sern como una vara para castigar al violento,
y con el soplo de su boca har morir al malvado.
5
Siempre ir revestido de justicia y verdad.
6
Entonces el lobo y el cordero vivirn en paz,
el tigre y el cabrito descansarn juntos,
el becerro y el len crecern uno al lado del otro,
y se dejarn guiar por un nio pequeo.
7
La vaca y la osa sern amigas,
y sus cras descansarn juntas.
El len comer pasto, como el buey.
8
El nio podr jugar en el hoyo de la cobra,
podr meter la mano en el nido de la vbora.
9
En todo mi monte santo
no habr quien haga ningn dao,
porque as como el agua llena el mar,
as el conocimiento del Seor llenar todo el pas.
10
En ese tiempo
el retoo de esta raz que es Jes
se levantar como una seal para los pueblos;
las naciones irn en su busca,
y el sitio en que est ser glorioso.

Hebreos 2:11-18
11 Porque todos son del mismo Padre: tanto los consagrados como el que los consagra. Por esta razn, el Hijo de Dios no se avergenza de llamarlos hermanos, 12 al decir en la Escritura:

Hablar de ti a mis hermanos,
y te cantar himnos en medio de la congregacin.

13 Tambin dice:

En l pondr mi esperanza.

Y otra vez dice:

Aqu estoy, con los hijos que Dios me dio.

14 As como los hijos de una familia son de la misma carne y sangre, as tambin Jess fue de carne y sangre humanas, para derrotar con su muerte al que tena poder para matar, es decir, al diablo. 15 De esta manera ha dado libertad a todos los que por miedo a la muerte viven como esclavos durante toda la vida. 16 Pues ciertamente no vino para ayudar a los ngeles, sino a los descendientes de Abraham. 17 Y para eso tena que hacerse igual en todo a sus hermanos, para llegar a ser Sumo sacerdote, fiel y compasivo en su servicio a Dios, y para obtener el perdn de los pecados de los hombres por medio del sacrificio. 18 Y como l mismo sufri y fue puesto a prueba, ahora puede ayudar a los que tambin son puestos a prueba.

Cntico de Mara Magnificat
San Lucas 1:46-55

Proclama mi alma la grandeza del Seor,
se alegra mi espritu en Dios mi Salvador, *
porque ha mirado la humillacin de su esclava.
Desde ahora me felicitarn todas las generaciones, *
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por m;
su Nombre es santo.
Su misericordia llega a sus fieles, *
de generacin en generacin.
El hace proezas con su brazo; *
dispersa a los soberbios de corazn.
Derriba del trono a los poderosos, *
y enaltece a los humildes.
A los hambrientos los colma de bienes, *
y a los ricos despide vacos.
Auxilia a Israel, su siervo, *
acordndose de la misericordia,
Como lo haba prometido a nuestros padres, *
en favor de Abrahn y su descendencia para siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

Que esta noche sea santa, buena y pacfica,
Te rogamos, Seor.
Que tus santos ngeles nos conduzcan por los senderos de paz y de benevolencia,
Te rogamos, Seor.
Que nos perdones y absuelvas de nuestros pecados y ofensas,
Te rogamos, Seor.
Que haya paz para tu Iglesia y para todo el mundo,
Te rogamos, Seor.
Que partamos de esta vida en tu fe y temor, y no seamos condenados ante el gran tribunal de Cristo.
Te rogamos, Seor.
Que tu Espritu Santo nos una en la comunin de todos tus santos, encomendndonos los unos a los otros y toda nuestra vida a Cristo,
Te rogamos, Seor.

Concede, oh Seor, que el curso de este mundo sea gobernado pacficamente por tu providencia, y que tu Iglesia pueda servirte con gozo, confianza y serenidad;
por Jesucristo nuestro Seor, que vive y reina contigo y el Espritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amn.

Oh Dios, t eres la vida de los que viven, la luz de los fieles, la fortaleza de los que trabajan, y el descanso de los muertos: Te damos gracias por las bendiciones del da que termina, y humildemente te suplicamos nos des tu proteccin durante la noche que comienza. Llvanos en seguridad hasta las horas del alba; por aqul que muri y resucit por nosotros, tu Hijo nuestro Salvador Jesucristo. Amn.

Qudate con nosotros, Seor Jess, ahora que la noche se acerca y ha pasado el da. S nuestro compaero en el camino, enciende nuestros corazones, y despierta la esperanza, para que te conozcamos tal como te revelas en las Escrituras y en la fraccin del pan. Concede esto por amor de tu Nombre. Amn.

Vela, oh amantsimo Seor, con los que trabajan, o velan, o lloran esta noche. A tus ngeles manda que guarden a los que duermen. Cuida a los enfermos, Cristo Seor; otorga reposo a los cansados, bendice a los moribundos, consuela a los que sufren, compadcete de los afligidos, escuda a los gozosos. Todo esto te pedimos por tu gran amor. Amn.

Puede seguir intercesiones y acciones de gracias.

Accin de Gracias en General
Dios omnipotente, Padre de toda misericordia, nosotros, indignos siervos tuyos, humildemente te damos gracias por todo tu amor y benignidad a nosotros y a todos los seres humanos. Te bendecimos por nuestra creacin, preservacin y todas las bendiciones de esta vida; pero sobre todo por tu amor inmensurable en la redencin del mundo por nuestro Seor Jesucristo; por los medios de gracia, y la esperanza de gloria. Y te suplicamos nos hagas conscientes de tus bondades de tal manera que, con un corazn verdaderamente agradecido, proclamemos tus alabanzas, no slo con nuestros labios, sino tambin con nuestras vidas, entregndonos a tu servicio y caminando en tu presencia, en santidad y justicia, todos los das de nuestra vida; por Jesucristo nuestro Seor, a quien, contigo y el Espritu Santo, sea todo honor y gloria, por los siglos de los siglos. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

Gloria a Dios, cuyo poder, actuando en nosotros, puede realizar todas las cosas infinitamente mejor de lo que podemos pedir o pensar: Gloria a l en la Iglesia de generacin en generacin, y en Cristo Jess por los siglos de los siglos. Amn. Efesios 3:20, 21