Oracin Matutina Diaria

Aleluya! Cristo ha resucitado
Es verdad! El Seor ha resucitado. Aleluya!

Invitatorio y Salterio

Seor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca proclamar tu alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Aleluya! Es verdad, el Seor ha resucitado: vengan y adormosle. Aleluya!

Cristo Nuestra Pascua Pascha nostrum
Corintios 5:7-8; Romanos 6:9-11; Corintios 15:20-22

Aleluya!
Cristo, nuestra Pascua, se ha sacrificado por nosotros. *
Celebremos la fiesta!
No con la vieja levadura, la levadura de malicia y de maldad, *
sino con el pan zimo de sinceridad y verdad. Aleluya!

Cristo, siendo resucitado de los muertos, ya no muere; *
la muerte ya no tiene seoro sobre l.
Su muerte fue un morir al pecado de una vez para siempre, *
mas su vida es un vivir para Dios.
As tambin ustedes, considrense muertos al pecado, *
pero vivos para Dios en Jesucristo nuestro Seor.
Aleluya!

Cristo ha sido resucitado de los muertos, *
primicia de los que durmieron;
Porque habiendo venido por un hombre la muerte, *
tambin por un hombre vino la resurreccin de los muertos.
Pues as como en Adn mueren todos, *
as tambin en Cristo todos sern vivificados. Aleluya!

Salmo 75
Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, *
invocando tu Nombre, y contando todas tus maravillas.
Dice Dios: "Sealar un tiempo; *
juzgar rectamente.
Aunque tiemble la tierra y todos sus habitantes, *
yo afianzar sus columnas.
Dir a los jactanciosos: 'No se jacten ms', *
y a los malvados: 'No alcen el testuz;
No alcen el testuz contra los cielos, *
ni levanten la cerviz' ";
ni del desierto ni de los montes.
Es Dios el que juzga; *
a ste humilla, y a aqul enaltece;
Porque en la mano del Seor hay un cliz, lleno de vino espumante que l derrama; *
y todos los malvados de la tierra lo bebern hasta las heces.
Pero me regocijar para siempre; *
cantar alabanzas al Dios de Jacob.
Quebrantar todo el poder de los malvados, *
pero el poder del justo ser exaltado.

Salmo 76
Dios es conocido en Jud; *
en Israel es grande su Nombre.
En Salem est su tabernculo, *
y su morada en Sin.
All quebr las saetas centellantes, *
el escudo, la espada y las armas de guerra.
Cun glorioso eres t, *
ms esplndido que los montes eternos!
Los fuertes de corazn son despojados, duermen su sueo; *
a los guerreros no les responden sus brazos.
A tu reprensin, oh Dios de Jacob, *
el carro y los caballos fueron aturdidos.
Cun temible eres t! *
Quin puede estar de pie ante ti, cuando se encienda tu ira?
Desde los cielos proclamaste la sentencia; *
la tierra temi, y qued inmvil;
Cuando Dios se levant para juzgar, *
y para salvar a todos los mansos de la tierra.
Ciertamente, Edom el colrico te alabar, *
y el remanente de Hamat celebrar tus fiestas.
Hagan votos al Seor su Dios, y pguenlos; *
que cuantos estn alrededor de l, traigan dones al Temible.
El quebranta el espritu de los prncipes, *
e inspira temor a los reyes de la tierra.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Las Lecciones

Levtico 23:23-44
Yav habl a Moiss y le dijo: Habla a los hijos de Israel y diles: El da primero del sptimo mes ser para ustedes un Gran Sbado, proclamado con sonar de trompeta, con una reunin sagrada. No harn ningn trabajo de trabajador y ofrecern a Yav un sacrificio por el fuego. Yav dijo a Moiss: El da dcimo de este sptimo mes es el da del Perdn. Este da ustedes tendrn una reunin sagrada; ayunarn y ofrecern a Yav un sacrificio por el fuego. No harn ningn trabajo porque se es el da del Perdn, en que se hace la expiacin por ustedes delante de Yav. Cualquier persona que no ayune este da ser exterminada de en medio de los suyos. Al que haga algn trabajo, yo lo exterminar de en medio de su pueblo. No harn, pues, trabajo alguno, es un decreto perpetuo, de generacin en generacin, dondequiera que habiten. Este ser para ustedes un Gran sbado, en el que harn penitencia. El da nueve del mes por la tarde y hasta la tarde del da siguiente observarn el sbado. Yav habl a Moiss y le dijo: Habla a los hijos de Israel y diles: El da quince del sptimo mes ustedes celebrarn durante siete das la fiesta de las Chozas en honor de Yav. El da primero habr reunin sagrada y no harn ningn trabajo de trabajador. Durante siete das ustedes ofrecern cada da a Yav sacrificios por el fuego. El da octavo tendrn reunin sagrada y ofrecern a Yav sacrificios por el fuego. Ustedes tendrn una asamblea solemne y no harn ningn trabajo. Estas son las solemnidades de Yav en que ustedes convocarn a una reunin sagrada para ofrecer a Yav sacrificios por el fuego, holocaustos y ofrendas, vctimas y libaciones, cada cosa en su da. Adems estn los sbados de Yav; adems tambin todo lo que le regalan: lo prometido por voto y las oblaciones voluntarias.
El da quince del sptimo mes, cuando cosechen los productos de la tierra, ustedes celebrarn la Fiesta en honor a Yav durante siete das. El primer da ser un Gran sbado igual que el octavo. El primer da tomarn frutos del rbol hermoso, ramos de palmera, de rboles frondosos y de sauces de ro, y durante siete das se alegrarn en presencia de Yav, el Dios de ustedes. Esta es una ley para siempre, de generacin en generacin: en el sptimo mes ustedes lo celebrarn. Durante siete das ustedes vivirn en chozas; todos los hijos de Israel vivirn en chozas, para que los descendientes de ustedes sepan que yo hice vivir en chozas a los hijos de Israel cuando los saqu de la tierra de Egipto: Yo soy Yav, su Dios! Estas fueron las palabras de Moiss a los hijos de Israel respecto de las fiestas de Yav.

Cntico de la Creacin Benedicite, omnia opera Domini
Daniel (dc) 3:57-87

Invocacin
Bendigan al Seor, obras todas del Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.
En la bveda celeste, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

I El Orden Csmico
Bendigan al Seor, ngeles y potestades del Seor, *
cielos y aguas que estn sobre los cielos.
Sol y luna, y estrellas del cielo, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, lluvias todas y roco, *
vientos todos, fuego y calor.
Inviernos y veranos, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, fros y heladas, *
gotas de roco y copos de nieve.
Escarchas y fros, hielos y celliscas, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, noches y das, *
luz radiante y oscuridad acogedora.
Rayos y nubes, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

II La Tierra y sus Criaturas
Bendiga la tierra al Seor, *
albele y exltele sobre todo para siempre.
Montes y colinas y cuanto germina en la tierra,
bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, manantiales y fuentes, mares y ros, *
cetceos y cuanto se mueve en las aguas.
Aves del cielo, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, bestias silvestres, *
y todos los rebaos y ganados.
Hombres y mujeres de todos los lugares, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

III El Pueblo de Dios
Bendiga al Seor el pueblo de Dios, *
albele y exltele sobre todo para siempre.
Sacerdotes y siervos del Seor, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, espritus y almas de los justos, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.
Santos y humildes de corazn, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Doxologa
Bendigamos al Seor: Padre, Hijo y Espritu Santo, *
alabmosle y exaltmosle sobre todo para siempre.
En la bveda celeste, bendito sea el Seor, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.

2 Tesalonicenses 3:1-18
Por lo dems, hermanos, rueguen por nosotros, para que la palabra del Seor prosiga su carrera y reciba honor, como pas entre ustedes. Que Dios nos libre tambin de los individuos indeseables y malos, ya que no todos creen. El Seor es fiel: a ustedes los fortalecer y preservar del Maligno. Tenemos absoluta confianza en el Seor de que seguirn haciendo lo que les mandamos, como ya lo hacen. Que el Seor fije sus corazones en el amor de Dios y la perseverancia de Cristo. Hermanos, les ordenamos en nombre de Cristo Jess, el Seor, que se aparten de todo hermano que viva sin control ni regla, a pesar de las tradiciones que les transmitimos. Ya saben cmo tienen que imitarnos, pues no vivimos sin control ni regla mientras estuvimos entre ustedes. No pedimos a nadie un pan que no hubiramos ganado, sino que trabajamos duramente noche y da hasta cansarnos para no ser una carga para ninguno. Te namos, por supuesto, el derecho de actuar en otra forma, pero quisimos ser para ustedes un modelo que imitar. Adems, cuando estbamos con ustedes les dijimos claramente: el que no quiera trabajar, que tampoco coma. Pero ahora hemos odo que hay entre ustedes algunos que viven sin control ni regla y no hacen nada, muy ocupados en meterse en todo. A sos les mandamos y les rogamos, por Cristo Jess, nuestro Seor, que trabajen en paz y se ganen el pan que comen. Por su parte, hermanos, no se cansen de hacer el bien. Si alguien no obedece lo que les mandamos en esta carta, selenlo y no tengan ms trato con l, para que se avergence. Pero no lo consideren como enemigo, sino corrjanlo como a hermano. Que el Seor de la paz les d su paz en todo tiempo y en todo. Que el Seor est con todos ustedes. Este saludo es de mi propia mano: Pablo. Es la contrasea en todas mis cartas. Esta es mi letra. Que la gracia de Cristo Jess, nuestro Seor, est con todos ustedes.

Cntico de los Redimidos Magna et mirabilia
Apocalipsis 15:3-4

Grandes y asombrosas son tus obras, *
Seor Dios, Rey del universo;
Justos y fidedignos tus caminos, *
oh Rey de los siglos.
Quin no te acatar y bendecir tu Nombre? *
T slo eres el Santo.
Todas las naciones vendrn y se postrarn ante ti, *
Pues tus hechos justos se hicieron manifiestos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

A
Seor, mustranos tu misericordia;
Y concdenos tu salvacin.
Reviste a tus ministros de justicia;
Que cante tu pueblo de jbilo.
Establece, Seor, la paz en todo el mundo;
Porque slo en ti vivimos seguros.
Protege, Seor, a esta nacin;
Y guanos por la senda de justicia y de verdad.
Que se conozcan en la tierra tus caminos;
Y entre los pueblos tu salvacin.
Seor, que no se olvide a los necesitados;
Ni se arranque la esperanza a los pobres.
Seor, crea en nosotros un corazn limpio;
Y sustntanos con tu Santo Espritu.

Dios todopoderoso, conocerte verdaderamente es vida eterna: Concede que conozcamos tan perfectamente que tu Hijo Jesucristo es el camino, la verdad y la vida, que sigamos sus pasos con perseverancia en el camino que conduce a la vida eterna; por Jesucristo nuestro Seor, que vive y reina contigo, en la unidad del Espritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amn.

Dios todopoderoso, que despus de la creacin del mundo descansaste de todos tus trabajos, y santificaste un da de reposo para todas tus criaturas: Concede que nosotros, apartando toda ansiedad terrenal, nos dispongamos debidamente para el servicio de tu santuario, y que nuestro descanso aqu en la tierra sea una preparacin para el reposo eterno en el cielo, que has prometido a tu pueblo; por Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Oh Dios, autor de la paz y amante de la concordia, conocerte es vida eterna, y servirte, plena libertad: Defiende a estos tus humildes siervos de todos los asaltos de nuestros enemigos; para que, confiados en tu proteccin, no temamos la fuerza de ningn adversario; por el poder de Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Seor Jesucristo, t extendiste tus brazos amorosos sobre el cruel madero de la cruz, para estrechar a todos los seres humanos en tu abrazo salvador: Revstenos con tu Espritu de tal manera que, extendiendo nuestras manos en amor, llevemos a quienes no te conocen a reconocerte y amarte; por el honor de tu Nombre. Amn.

Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Oracin de San Juan Crisstomo
Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

La gracia de nuestro Seor Jesucristo, el amor de Dios y la comunin del Espritu Santo sean con todos nosotros, ahora y siempre. Amn. 2 Corintios 13:14