Oracin Matutina Diaria

Aleluya! Cristo ha resucitado
Es verdad! El Seor ha resucitado. Aleluya!

Invitatorio y Salterio

Seor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca proclamar tu alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Aleluya! Es verdad, el Seor ha resucitado: vengan y adormosle. Aleluya!

Cristo Nuestra Pascua Pascha nostrum
Corintios 5:7-8; Romanos 6:9-11; Corintios 15:20-22

Aleluya!
Cristo, nuestra Pascua, se ha sacrificado por nosotros. *
Celebremos la fiesta!
No con la vieja levadura, la levadura de malicia y de maldad, *
sino con el pan zimo de sinceridad y verdad. Aleluya!

Cristo, siendo resucitado de los muertos, ya no muere; *
la muerte ya no tiene seoro sobre l.
Su muerte fue un morir al pecado de una vez para siempre, *
mas su vida es un vivir para Dios.
As tambin ustedes, considrense muertos al pecado, *
pero vivos para Dios en Jesucristo nuestro Seor.
Aleluya!

Cristo ha sido resucitado de los muertos, *
primicia de los que durmieron;
Porque habiendo venido por un hombre la muerte, *
tambin por un hombre vino la resurreccin de los muertos.
Pues as como en Adn mueren todos, *
as tambin en Cristo todos sern vivificados. Aleluya!

Salmo 107:33-43
El Seor convirti los ros en desierto, *
y los manantiales de aguas en sequedales,
La tierra frtil en marismas, *
por la maldad de los que la habitan.
Transform el desierto en estanques, *
y la tierra seca en manantiales de aguas.
All estableci a los hambrientos, *
y fundaron ciudad en donde vivir.
Sembraron campos, y plantaron vias; *
recogieron abundantes cosechas.
Los bendijo, y se multiplicaron en gran manera; *
y no permiti que sus ganados disminuyesen.
Sin embargo, cuando fueron menguados y abatidos *
por el peso de la adversidad y la congoja,
(El esparce menosprecio sobre los prncipes, *
y les hace deambular por yermos, sin senderos)
Levant a los pobres de la miseria, *
y multiplic sus familias como rebaos de ovejas.
Los rectos lo vern y se alegrarn, *
pero todos los malvados cerrarn la boca.
El sabio meditar sobre estas cosas, *
y considerar bien la misericordia del Seor.

Salmo 108
Mi corazn est firme, oh Dios, mi corazn est firme; *
tocar y cantar salmos.
Despierta, oh alma ma; despierten, lira y arpa; *
yo mismo despertar al alba.
Te confesar entre los pueblos, oh Seor; *
cantar tus alabanzas entre las naciones;
Porque tu gracia es ms grande que los cielos, *
y tu fidelidad alcanza hasta las nubes.
Exltate sobre los cielos, oh Dios, *
y tu gloria sobre toda la tierra.
Para que sean librados tus amados, *
salva con tu diestra y respndeme.
Dios habl desde su santuario, y dijo: *
"Yo me alegrar, y repartir a Siqun,
dividir el valle de Sucot.
Mo es Galaad, mo Manass; *
Efran es mi yelmo, y Jud mi cetro.
Moab es mi jofaina;
sobre Edom lanzar mi sandalia; *
sobre Filistea cantar victoria".
Quin me llevar a la ciudad fortificada? *
Quin me llevar hasta Edom,
Si t, oh Dios, nos has desechado, *
Si no sales, oh Dios, con nuestros ejercitos?
Danos tu ayuda contra el enemigo, *
porque vana es la ayuda humana.
Con Dios haremos proezas, *
y l hollar a nuestros enemigos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Las Lecciones

Ezequiel 36:22-27
Por eso le dirs esta palabra de Yav a la casa de Israel: no es por ustedes que hago esto, casa de Israel, sino por mi santo Nombre que por culpa de ustedes fue profanado en las naciones donde estaban. Santificar mi nombre que fue profanado en las naciones y ustedes fueron los que lo hicieron despreciable. Las naciones sabrn que yo soy Yav cuando, por medio de ustedes, aparezca ante sus ojos mi santidad. Los sacar de las naciones, los reunir de entre los pueblos y los traer de vuelta a su tierra. Los rociar con un agua pura y quedarn purificados; los purificar de todas sus impurezas y de todos sus inmundos dolos. Les dar un corazn nuevo y pondr dentro de ustedes un espritu nuevo. Quitar de su carne ese corazn de piedra y les dar un corazn de carne. Pondr dentro de ustedes mi Espritu y har que caminen segn mis mandamientos, que observen mis leyes y que las pongan en prctica.

Cntico de la Creacin Benedicite, omnia opera Domini
Daniel (dc) 3:57-87

Invocacin
Bendigan al Seor, obras todas del Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.
En la bveda celeste, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

I El Orden Csmico
Bendigan al Seor, ngeles y potestades del Seor, *
cielos y aguas que estn sobre los cielos.
Sol y luna, y estrellas del cielo, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, lluvias todas y roco, *
vientos todos, fuego y calor.
Inviernos y veranos, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, fros y heladas, *
gotas de roco y copos de nieve.
Escarchas y fros, hielos y celliscas, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, noches y das, *
luz radiante y oscuridad acogedora.
Rayos y nubes, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

II La Tierra y sus Criaturas
Bendiga la tierra al Seor, *
albele y exltele sobre todo para siempre.
Montes y colinas y cuanto germina en la tierra,
bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, manantiales y fuentes, mares y ros, *
cetceos y cuanto se mueve en las aguas.
Aves del cielo, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, bestias silvestres, *
y todos los rebaos y ganados.
Hombres y mujeres de todos los lugares, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

III El Pueblo de Dios
Bendiga al Seor el pueblo de Dios, *
albele y exltele sobre todo para siempre.
Sacerdotes y siervos del Seor, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Bendigan al Seor, espritus y almas de los justos, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.
Santos y humildes de corazn, bendigan al Seor, *
albenle y exltenle sobre todo para siempre.

Doxologa
Bendigamos al Seor: Padre, Hijo y Espritu Santo, *
alabmosle y exaltmosle sobre todo para siempre.
En la bveda celeste, bendito sea el Seor, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.


Efesios 6:10-24
Por lo dems, fortalzcanse en el Seor con su energa y su fuerza. Lleven con ustedes todas las armas de Dios para que puedan resistir las maniobras del diablo. Pues no nos estamos enfrentando a fuerzas humanas, sino a los poderes y autoridades que dirigen este mundo y sus fuerzas oscuras, los espritus y fuerzas malas del mundo de arriba.
Por eso pnganse la armadura de Dios, para que en el da malo puedan resistir y mantenerse en la fila valindose de todas sus armas. Tomen la verdad como cinturn y la justicia como coraza; estn bien calzados, listos para propagar el Evangelio de la paz. Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, y as podrn atajar las flechas incendiarias del demonio. Por ltimo, usen el casco de la salvacin y la espada del Espritu, o sea, la Palabra de Dios. Vivan orando y suplicando. Oren en todo tiempo segn les inspire el Espritu. Velen en comn y perseveren en sus oraciones sin desanimarse nunca, intercediendo en favor de todos los santos, sus hermanos. Rueguen tambin por m, para que, al hablar, se me den palabras y no me falte el coraje para dar a conocer el misterio del Evangelio cuando tenga que presentar mi defensa, pues yo soy embajador encadenado de este Evangelio. Si quieren noticias de m y de lo que hago, se las dar Tquico, nuestro hermano querido y ministro fiel en el Seor. Lo mando precisamente para que les d noticias nuestras y los conforte a todos. Que la paz, el amor y la fe vengan de Dios Padre y de Cristo Jess, el Seor, sobre los hermanos. Y que la gracia est con todos aquellos que aman a Cristo Jess, nuestro Seor, con amor autntico.

Cntico de los Redimidos Magna et mirabilia
Apocalipsis 15:3-4

Grandes y asombrosas son tus obras, *
Seor Dios, Rey del universo;
Justos y fidedignos tus caminos, *
oh Rey de los siglos.
Quin no te acatar y bendecir tu Nombre? *
T slo eres el Santo.
Todas las naciones vendrn y se postrarn ante ti, *
Pues tus hechos justos se hicieron manifiestos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

A
Seor, mustranos tu misericordia;
Y concdenos tu salvacin.
Reviste a tus ministros de justicia;
Que cante tu pueblo de jbilo.
Establece, Seor, la paz en todo el mundo;
Porque slo en ti vivimos seguros.
Protege, Seor, a esta nacin;
Y guanos por la senda de justicia y de verdad.
Que se conozcan en la tierra tus caminos;
Y entre los pueblos tu salvacin.
Seor, que no se olvide a los necesitados;
Ni se arranque la esperanza a los pobres.
Seor, crea en nosotros un corazn limpio;
Y sustntanos con tu Santo Espritu.

Oh Dios, Rey de la gloria, que con gran triunfo exaltaste a tu nico Hijo Jesucristo a tu reino celestial: No nos dejes desconsolados, mas envanos tu Espritu Santo para fortalecernos y exaltarnos al mismo lugar, adonde nuestro Salvador Cristo nos ha precedido; quien vive y reina contigo y el Espritu Santo, un solo Dios, en gloria
eterna. Amn.


Dios todopoderoso, que despus de la creacin del mundo descansaste de todos tus trabajos, y santificaste un da de reposo para todas tus criaturas: Concede que nosotros, apartando toda ansiedad terrenal, nos dispongamos debidamente para el servicio de tu santuario, y que nuestro descanso aqu en la tierra sea una preparacin para el reposo eterno en el cielo, que has prometido a tu pueblo; por Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Oh Dios, autor de la paz y amante de la concordia, conocerte es vida eterna, y servirte, plena libertad: Defiende a estos tus humildes siervos de todos los asaltos de nuestros enemigos; para que, confiados en tu proteccin, no temamos la fuerza de ningn adversario; por el poder de Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Seor Jesucristo, t extendiste tus brazos amorosos sobre el cruel madero de la cruz, para estrechar a todos los seres humanos en tu abrazo salvador: Revstenos con tu Espritu de tal manera que, extendiendo nuestras manos en amor, llevemos a quienes no te conocen a reconocerte y amarte; por el honor de tu Nombre. Amn.

Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Oracin de San Juan Crisstomo
Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

La gracia de nuestro Seor Jesucristo, el amor de Dios y la comunin del Espritu Santo sean con todos nosotros, ahora y siempre. Amn. 2 Corintios 13:14