Oracin Matutina Diaria

Este es el da en que actu el Seor; regocijmonos y alegrmonos en l. Salmo 118:24

Invitatorio y Salterio

Seor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca proclamar tu alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

La tierra es del Seor, pues l la hizo: vengan y adormosle.

Venite Salmo 95:1-7
Vengan, cantemos alegremente al Seor; *
aclamemos con jbilo a la Roca que nos salva.
Lleguemos ante su presencia con alabanza, *
vitorendole con cnticos;
Porque el Seor es Dios grande, *
y Rey grande sobre todos los dioses.
En su mano estn las profundidades de la tierra, *
y las alturas de los montes son suyas.
Suyo el mar, pues l lo hizo, *
y sus manos formaron la tierra seca.
Vengan, adoremos y postrmonos; *
arrodillmonos delante del Seor nuestro Hacedor;
Porque l es nuestro Dios;
nosotros el pueblo de su dehesa, y ovejas de su mano. *
Ojal escuchen hoy su voz!

Salmo 1
Bienaventurado el que no anduvo en consejo de malos, *
ni estuvo en camino de Pecadores,
ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
Sino que en la ley del Seor est su delicia, *
y en su ley medita de da y de noche.
Ser como el rbol plantado junto a corrientes de aguas,
que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae, *
y todo lo que hace prosperar.
No as los malos, no as, *
que son como el tamo que arrebata el viento.
Por tanto, no se levantarn los malos en el juicio, *
ni los pecadores en la congregacin de los justos;
Porque el Seor conoce el camino de los justos, *
mas la senda de los malos perecer.

Salmo 2
Por qu se amotinan las gentes, *
y los pueblos piensan cosas vanas?
Por qu se levantan los reyes de la tierra,
y prncipes consultan unidos *
contra el Seor y contra su Ungido?
"Rompamos sus ligaduras", dicen; *
"echemos de nosotros sus cuerdas".
El que mora en los cielos se re; *
el Seor se burla de ellos.
Luego les habla en su furor, *
y los turba con su ira, diciendo:
"Yo mismo he puesto mi rey *
sobre Sin, mi santo monte".
Yo publicar el decreto: *
El Seor me ha dicho: "Mi Hijo eres t;
yo te engendr hoy.
Pdeme, y te dar por herencia las naciones, *
y como posesin tuya los confines de la tierra.
Los quebrantars con vara de hierro, *
como vasija de alfarero los desmenuzars".
Ahora, pues, oh reyes, sean prudentes; *
admitan amonestacin, jueces de la tierra.
Sirvan al Seor con temor, *
y algrense con temblor.
Honren al Hijo, para que no se enoje,
y perezcan en el camino; *
pues se inflama de pronto su ira.
Bienaventurados son *
todos los que en l confan.

Salmo 3
Oh Seor, cunto se han multiplicado mis adversarios! *
Muchos son los que se levantan contra m.
Muchos son los que de m dicen: *
"No hay salvacin para l en Dios".
Mas tu, oh Seor, eres escudo alrededor de m; *
mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Con mi voz clam al Seor, *
y l me respondi desde su santo monte.
Yo me acost y dorm, *
y despert, porque el Seor me sustentaba.
No temer a diez millares de gente, *
que pusieron sitio contra m.
Levntate, oh Seor; slvame, oh Dios mo! *
Por cierto, herirs a todos mis enemigos en la quijada;
los dientes de los perversos quebrantars.
La salvacin es del Seor; *
sobre tu pueblo sea tu bendicin.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Proverbios 3:11-20

11 No rechaces, hijo mo, la correccin del Seor,
ni te disgustes por sus reprensiones;
12 porque el Seor corrige a quien l ama,
como un padre corrige a su hijo favorito.
13 Feliz el que halla sabidura,
el que obtiene inteligencia;
14 porque son ms provechosas que la plata
y rinden mayores beneficios que el oro.
15 La sabidura vale ms que las piedras preciosas;
ni aun las cosas ms deseables se le pueden comparar!
16 Con la derecha ofrece larga vida,
y con la izquierda, riquezas y honores.
17 Seguir sus pasos es muy agradable;
andar por sus senderos es vivir en paz.
18 La sabidura es vida para quien la obtiene;
felices los que saben retenerla!
19 Con sabidura e inteligencia,
el Seor afirm los cielos y la tierra;
20 con sabidura hizo que el mar se dividiera
y que de las nubes brotara el roco.

Primer Cntico de Isaas Ecce, Deus
Isaas 12:2-6

He aqu es Dios quien me salva; *
confiar en l y no temer.
Mi fortaleza y mi refugio es el Seor; *
l se hizo mi Salvador.
Sacarn ustedes aguas con jbilo *
de las fuentes de salvacin.
Aquel da dirn: *
Den gracias al Seor e invoquen su Nombre.
Cuenten a los pueblos sus hazaas; *
pregonen que su Nombre es excelso.
Canten alabanzas al Seor, porque ha hecho cosas sublimes, *
y esto es conocido por toda la tierra.
Vitoreen, habitantes de Sin, con gritos de jbilo, *
porque grande es en medio de ti el Santo de Israel.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

1 Juan 3:18-4:6

1 Juan 3

18 Hijitos mos, que nuestro amor no sea solamente de palabra, sino que se demuestre con hechos.

19 De esta manera sabremos que somos de la verdad, y podremos sentirnos seguros delante de Dios;

20 pues si nuestro corazn nos acusa de algo, Dios es ms grande que nuestro corazn, y lo sabe todo.

21 Queridos hermanos, si nuestro corazn no nos acusa, tenemos confianza delante de Dios;

22 y l nos dar todo lo que le pidamos, porque obedecemos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.

23 Y su mandamiento es que creamos en su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros como l nos mand.

24 Los que obedecen sus mandamientos viven en l, y l vive en ellos. Y en esto sabemos que l vive en nosotros: por el Espritu que nos ha dado.

1 Juan 4

1 Queridos hermanos, no crean ustedes a todos los que dicen estar inspirados por Dios, sino pnganlos a prueba, a ver si el espritu que hay en ellos es de Dios o no. Porque el mundo est lleno de falsos profetas.

2 De esta manera pueden ustedes saber quin tiene el Espritu de Dios: todo el que reconoce que Jesucristo vino como hombre verdadero, tiene el Espritu de Dios.

3 El que no reconoce as a Jess, no tiene el Espritu de Dios; al contrario, tiene el espritu del Anticristo. Ustedes han odo que ese espritu ha de venir; pues bien, ya est en el mundo.

4 Hijitos, ustedes son de Dios y han vencido a esos mentirosos, porque el que est en ustedes es ms poderoso que el que est en el mundo.

5 Ellos son del mundo; por eso hablan de las cosas del mundo, y los que son del mundo los escuchan.

6 En cambio, nosotros somos de Dios. El que conoce a Dios nos escucha, pero el que no es de Dios no nos escucha. En esto, pues, podemos conocer quin tiene el espritu de la verdad y quin tiene el espritu del engao. El amor, seal de nuestra comunin con Dios



Cntico de los Redimidos Magna et mirabilia
Apocalipsis 15:3-4

Grandes y asombrosas son tus obras, *
Seor Dios, Rey del universo;
Justos y fidedignos tus caminos, *
oh Rey de los siglos.
Quin no te acatar y bendecir tu Nombre? *
T slo eres el Santo.
Todas las naciones vendrn y se postrarn ante ti, *
Pues tus hechos justos se hicieron manifiestos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

A
Seor, mustranos tu misericordia;
Y concdenos tu salvacin.
Reviste a tus ministros de justicia;
Que cante tu pueblo de jbilo.
Establece, Seor, la paz en todo el mundo;
Porque slo en ti vivimos seguros.
Protege, Seor, a esta nacin;
Y guanos por la senda de justicia y de verdad.
Que se conozcan en la tierra tus caminos;
Y entre los pueblos tu salvacin.
Seor, que no se olvide a los necesitados;
Ni se arranque la esperanza a los pobres.
Seor, crea en nosotros un corazn limpio;
Y sustntanos con tu Santo Espritu.

Dios omnipotente y de misericordia, gurdanos en tu bondad de todo aquello que pueda causarnos dao; para que, dispuestos tanto en mente como en cuerpo, con alegra de corazn, logremos lo que sea propio a tus designios; por Jesucristo nuestro Seor, que vive y reina contigo y el Espritu Santo , un solo Dios, ahora y por siempre. Amn.

Oh Dios, autor de la paz y amante de la concordia, conocerte es vida eterna, y servirte, plena libertad: Defiende a estos tus humildes siervos de todos los asaltos de nuestros enemigos; para que, confiados en tu proteccin, no temamos la fuerza de ningn adversario; por el poder de Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Oh Dios, que has hecho de una sola sangre a todos los pueblos de la tierra, y enviaste a tu bendito Hijo a predicar la paz, tanto a los que estn lejos como a los que estn cerca: Concede que la gente en todo lugar te busque y te encuentre; trae a las naciones a tu redil; derrama tu Espritu sobre toda carne; y apresura la venida de tu reino; por Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Accin de Gracias en General
Dios omnipotente, Padre de toda misericordia, nosotros, indignos siervos tuyos, humildemente te damos gracias por todo tu amor y benignidad a nosotros y a todos los seres humanos. Te bendecimos por nuestra creacin, preservacin y todas las bendiciones de esta vida; pero sobre todo por tu amor inmensurable en la redencin del mundo por nuestro Seor Jesucristo; por los medios de gracia, y la esperanza de gloria. Y te suplicamos nos hagas conscientes de tus bondades de tal manera que, con un corazn verdaderamente agradecido, proclamemos tus alabanzas, no slo con nuestros labios, sino tambin con nuestras vidas, entregndonos a tu servicio y caminando en tu presencia, en santidad y justicia, todos los das de nuestra vida; por Jesucristo nuestro Seor, a quien, contigo y el Espritu Santo, sea todo honor y gloria, por los siglos de los siglos. Amn.

Oracin de San Juan Crisstomo

Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

Gloria a Dios, cuyo poder, actuando en nosotros, puede realizar todas las cosas infinitamente mejor de lo que podemos pedir o pensar: Gloria a l en la Iglesia de generacin en generacin, y en Cristo Jess por los siglos de los siglos. Amn. Efesios 3:20, 21