Oracin Matutina Diaria

Este es el da en que actu el Seor; regocijmonos y alegrmonos en l. Salmo 118:24

Invitatorio y Salterio

Seor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca proclamar tu alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

La tierra es del Seor, pues l la hizo: vengan y adormosle.

Venite Salmo 95:1-7
Vengan, cantemos alegremente al Seor; *
aclamemos con jbilo a la Roca que nos salva.
Lleguemos ante su presencia con alabanza, *
vitorendole con cnticos;
Porque el Seor es Dios grande, *
y Rey grande sobre todos los dioses.
En su mano estn las profundidades de la tierra, *
y las alturas de los montes son suyas.
Suyo el mar, pues l lo hizo, *
y sus manos formaron la tierra seca.
Vengan, adoremos y postrmonos; *
arrodillmonos delante del Seor nuestro Hacedor;
Porque l es nuestro Dios;
nosotros el pueblo de su dehesa, y ovejas de su mano. *
Ojal escuchen hoy su voz!

Salmo 25
A ti, oh Seor, levanto mi alma; Dios mo, en ti confo; *
no sea yo humillado, no triunfen mis enemigos sobre m.
Ciertamente ninguno de cuantos en ti esperan
ser avergonzado; *
sern avergonzados los que se rebelan sin causa.
Mustrame, oh Seor, tus caminos; *
ensame tus sendas.
Encamname en tu verdad, y ensame; *
porque t eres el Dios de mi salvacin;
en ti he esperado todo el da.
Acurdate, oh Seor, de tus piedades y de tus misericordias, *
porque son perpetuas.
De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones,
no te acuerdes; *
conforme a tu misericordia acurdate de m,
por tu bondad, oh Seor.
Bueno y recto es el Seor; *
por tanto, ensea a los pecadores el camino.
Encamina a los humildes por el juicio, *
y ensea a los mansos su carrera.
Todas las sendas del Seor son amor y fidelidad, *
para los que guardan su pacto y sus testimonios.
Por amor de tu Nombre, oh Seor, *
perdona mi pecado, porque es grande.
Quin es el que teme al Seor? *
El Seor le ensear el camino que ha de escoger.
Su alma reposar en el bien, *
y su descendencia heredar la tierra.
La amistad del Seor es con los que le temen, *
y a ellos har conocer su pacto.
Mis ojos estn siempre hacia el Seor; *
porque l sacar mis pies de la red.
Vulvete y ten misericordia de m, *
porque estoy solo y afligido.
Las angustias de mi corazn se han aumentado; *
scame de mis congojas.
Mira mi afliccin y miseria, *
y perdona todos mis pecados.
Mira mis enemigos, que se han multiplicado, *
y con odio violento me aborrecen.
Preserva mi vida y lbrame; *
no sea yo avergonzado, porque en ti confi.
Integridad y rectitud me guarden, *
porque en ti he esperado.
Redime, oh Dios, a Israel *
de todas sus angustias.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Proverbios 10:1-12
1 Dichos de Salomn:
El hijo sabio alegra a sus padres;
el hijo necio los hace sufrir.
2
Las riquezas mal habidas no son de provecho,
pero la honradez libra de la muerte.
3
El Seor no deja con hambre al que es bueno,
pero impide al malvado calmar su apetito.
4
Poco trabajo, pobreza;
mucho trabajo, riqueza.
5
Cosechar en verano es de sabios;
dormirse en la cosecha es de descarados.
6
Sobre el hombre bueno llueven bendiciones,
pero al malvado lo ahoga la violencia.
7
Al hombre bueno se le recuerda con bendiciones;
al malvado, muy pronto se le olvida.
8
El que es sabio acepta mandatos;
el que dice necedades acaba en la ruina.
9
El que nada debe, nada teme;
el que mal anda, mal acaba.
10
El que guia el ojo acarrea grandes males;
el que dice necedades acaba en la ruina.
11
Las palabras del justo son fuente de vida,
pero al malvado lo ahoga la violencia.
12
El odio provoca peleas,
pero el amor perdona todas las faltas.

Primer Cntico de Isaas Ecce, Deus
Isaas 12:2-6

He aqu es Dios quien me salva; *
confiar en l y no temer.
Mi fortaleza y mi refugio es el Seor; *
l se hizo mi Salvador.
Sacarn ustedes aguas con jbilo *
de las fuentes de salvacin.
Aquel da dirn: *
Den gracias al Seor e invoquen su Nombre.
Cuenten a los pueblos sus hazaas; *
pregonen que su Nombre es excelso.
Canten alabanzas al Seor, porque ha hecho cosas sublimes, *
y esto es conocido por toda la tierra.
Vitoreen, habitantes de Sin, con gritos de jbilo, *
porque grande es en medio de ti el Santo de Israel.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

1 Timoteo 1:1-17
1 Pablo, apstol de Cristo Jess, enviado por mandato de Dios nuestro Salvador y de Cristo Jess, nuestra esperanza, 2 saluda a Timoteo, verdadero hijo en la fe. Que Dios nuestro Padre y Cristo Jess nuestro Seor derramen su gracia, su misericordia y su paz sobre ti.

3 Como ya te rogu al irme a la regin de Macedonia, qudate en feso, para ordenar a ciertas personas que no enseen ideas falsas 4 ni presten atencin a cuentos y cuestiones interminables acerca de los antepasados. Estas cosas llevan solamente a la discusin y no ayudan a conocer el designio de Dios, que se vive en la fe.

5 El propsito de esa orden es que nos amemos unos a otros con el amor que proviene de un corazn limpio, de una buena conciencia y de una fe sincera. 6 Algunos se han desviado de esto y se han perdido en intiles discusiones. 7 Quieren ser maestros de la ley de Dios, cuando no entienden lo que ellos mismos dicen ni lo que ensean con tanta seguridad.

8 Sabemos que la ley es buena, si se usa de ella conforme al propsito que tiene. 9 Hay que recordar que ninguna ley se da para quienes hacen lo bueno. La ley tiene en cuenta a los rebeldes y desobedientes, a los malvados y pecadores, a los que no respetan a Dios ni a la religin, a los que matan a su padre o a su madre, a todos los asesinos, 10 a los que cometen inmoralidades sexuales, a los homosexuales, a los traficantes de esclavos, a los mentirosos y a los que juran en falso; es decir, a los que hacen cosas que van en contra de la sana enseanza. 11 Y esto es lo que ensea el glorioso evangelio que el Dios bienaventurado me ha encargado.

12 Doy gracias a aquel que me ha dado fuerzas, a Cristo Jess nuestro Seor, porque me ha considerado fiel y me ha puesto a su servicio, 13 a pesar de que yo antes deca cosas ofensivas contra l, lo persegua y lo insultaba. Pero Dios tuvo misericordia de m, porque yo todava no era creyente y no saba lo que haca. 14 Y nuestro Seor derram abundantemente su gracia sobre m, y me dio la fe y el amor que podemos tener gracias a Cristo Jess.

15 Esto es muy cierto, y todos deben creerlo: que Cristo Jess vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 16 Pero Dios tuvo misericordia de m, para que Jesucristo mostrara en m toda su paciencia. As yo vine a ser ejemplo de los que haban de creer en l para obtener la vida eterna. 17 Honor y gloria para siempre al Rey eterno, al inmortal, invisible y nico Dios! Amn.

Cntico de los Redimidos Magna et mirabilia
Apocalipsis 15:3-4

Grandes y asombrosas son tus obras, *
Seor Dios, Rey del universo;
Justos y fidedignos tus caminos, *
oh Rey de los siglos.
Quin no te acatar y bendecir tu Nombre? *
T slo eres el Santo.
Todas las naciones vendrn y se postrarn ante ti, *
Pues tus hechos justos se hicieron manifiestos.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

A
Seor, mustranos tu misericordia;
Y concdenos tu salvacin.
Reviste a tus ministros de justicia;
Que cante tu pueblo de jbilo.
Establece, Seor, la paz en todo el mundo;
Porque slo en ti vivimos seguros.
Protege, Seor, a esta nacin;
Y guanos por la senda de justicia y de verdad.
Que se conozcan en la tierra tus caminos;
Y entre los pueblos tu salvacin.
Seor, que no se olvide a los necesitados;
Ni se arranque la esperanza a los pobres.
Seor, crea en nosotros un corazn limpio;
Y sustntanos con tu Santo Espritu.

Concede, oh Seor, que el curso de este mundo sea gobernado pacficamente por tu providencia, y que tu Iglesia pueda servirte con gozo, confianza y serenidad;
por Jesucristo nuestro Seor, que vive y reina contigo y el Espritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amn.

Oh Dios, autor de la paz y amante de la concordia, conocerte es vida eterna, y servirte, plena libertad: Defiende a estos tus humildes siervos de todos los asaltos de nuestros enemigos; para que, confiados en tu proteccin, no temamos la fuerza de ningn adversario; por el poder de Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Oh Dios, que has hecho de una sola sangre a todos los pueblos de la tierra, y enviaste a tu bendito Hijo a predicar la paz, tanto a los que estn lejos como a los que estn cerca: Concede que la gente en todo lugar te busque y te encuentre; trae a las naciones a tu redil; derrama tu Espritu sobre toda carne; y apresura la venida de tu reino; por Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Accin de Gracias en General
Dios omnipotente, Padre de toda misericordia, nosotros, indignos siervos tuyos, humildemente te damos gracias por todo tu amor y benignidad a nosotros y a todos los seres humanos. Te bendecimos por nuestra creacin, preservacin y todas las bendiciones de esta vida; pero sobre todo por tu amor inmensurable en la redencin del mundo por nuestro Seor Jesucristo; por los medios de gracia, y la esperanza de gloria. Y te suplicamos nos hagas conscientes de tus bondades de tal manera que, con un corazn verdaderamente agradecido, proclamemos tus alabanzas, no slo con nuestros labios, sino tambin con nuestras vidas, entregndonos a tu servicio y caminando en tu presencia, en santidad y justicia, todos los das de nuestra vida; por Jesucristo nuestro Seor, a quien, contigo y el Espritu Santo, sea todo honor y gloria, por los siglos de los siglos. Amn.

Oracin de San Juan Crisstomo

Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

Gloria a Dios, cuyo poder, actuando en nosotros, puede realizar todas las cosas infinitamente mejor de lo que podemos pedir o pensar: Gloria a l en la Iglesia de generacin en generacin, y en Cristo Jess por los siglos de los siglos. Amn. Efesios 3:20, 21