Oracin Matutina Diaria

Gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Seor Jesucristo. 1 Corintios 15:57

Invitatorio y Salterio

Seor, abre nuestros labios.
Y nuestra boca proclamar tu alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo:
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn. Aleluya!

Adoren al Seor en la hermosura de la santidad: vengan y adormosle.

Venite Salmo 95:1-7
Vengan, cantemos alegremente al Seor; *
aclamemos con jbilo a la Roca que nos salva.
Lleguemos ante su presencia con alabanza, *
vitorendole con cnticos;
Porque el Seor es Dios grande, *
y Rey grande sobre todos los dioses.
En su mano estn las profundidades de la tierra, *
y las alturas de los montes son suyas.
Suyo el mar, pues l lo hizo, *
y sus manos formaron la tierra seca.
Vengan, adoremos y postrmonos; *
arrodillmonos delante del Seor nuestro Hacedor;
Porque l es nuestro Dios;
nosotros el pueblo de su dehesa, y ovejas de su mano. *
Ojal escuchen hoy su voz!

Salmo 26
Jzgame, oh Seor, porque en integridad he andado; *
he confiado asimismo en el Seor sin titubear.
Escudrame, oh Seor, y prubame; *
examina mis pensamientos y mi corazn;
Porque tu amor est delante de mis ojos; *
he andado fielmente contigo.
No he frecuentado personas intiles, *
ni me he asociado con los engaadores.
Aborrec la reunin de los malhechores, *
y con los impos nunca me sentar.
Lavar en inocencia mis manos, *
y as andar alrededor de tu altar, oh Seor,
Cantando himnos de alabanza, *
y contando todas tus obras maravillosas.
Seor, la habitacin de tu casa yo amo, *
y el lugar de la morada de tu gloria.
No arrebates mi alma con los pecadores, *
ni mi vida con los sanguinarios,
Cuyas manos estn llenas de tramas, *
y cuya diestra est llena de sobornos.
Mas yo andar en integridad; *
redmeme, oh Seor, y ten misericordia de m.
Mi pie se mantiene firme en medio de los justos; *
en las asambleas bendecir al Seor.

Salmo 28
A ti, oh Seor, clamo;
Roca ma, no me desatiendas; *
para que no sea yo, dejndome t,
semejante a los que descienden a la fosa.
Oye la voz de mis ruegos cuando clamo a ti, *
cuando alzo mis manos hacia tu lugar santsimo.
No me arrebates con los malos,
y con los que hacen iniquidad, *
los cuales hablan paz con su prjimo,
pero la maldad est en su corazn.
Dales conforme a su obra, *
y conforme a la perversidad de sus hechos.
Dales su merecido, *
conforme a la obra de sus manos;
Porque no atendieron a las obras del Seor,
ni a los hechos de sus manos, *
l los derribar, y no los edificar.
Bendito sea el Seor! *
porque ha odo la voz de mis ruegos.
El Seor es mi fortaleza y mi escudo; *
en l confa mi corazn, y fui ayudado.
Por ello salta mi corazn con jbilo, *
y con mi cancin le alabar.
El Seor es la fortaleza de su pueblo, *
el refugio de su ungido.
Salva a tu pueblo, y bendice a tu heredad; *
pastorales y sustntales para siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amn.

Las Lecciones
Proverbios 15:16-33

16 Ms vale ser pobre y honrar al Seor,
que ser rico y vivir angustiado.
17 Ms vale comer verduras con amor,
que carne de res con odio.
18 El que es impulsivo provoca peleas;
el que es paciente las apacigua.
19 Para el perezoso, el camino est lleno de espinas;
para el hombre recto, el camino es amplia calzada.
20 El hijo sabio alegra a sus padres;
el hijo necio los menosprecia.
21 El imprudente goza con su necedad;
el inteligente corrige sus propios pasos.
22 Cuando no hay consulta, los planes fracasan;
el xito depende de los muchos consejeros.
23 Qu grato es hallar la respuesta apropiada,
y an ms cuando es oportuna!
24 El camino de la vida va cuesta arriba,
y libra al sabio de bajar al sepulcro.
25 El Seor destruye la casa del orgulloso,
pero mantiene invariable la propiedad de la viuda.
26 El Seor no soporta los planes malvados,
pero le agradan las palabras sin malicia.
27 El que se da a la codicia arruina su propia casa,
pero el que rechaza el soborno, vivir.
28 El hombre justo piensa lo que ha de responder,
pero el malvado lanza maldad por la boca.
29 El Seor se aleja de los malvados,
pero atiende a la oracin de los justos.
30 Los ojos radiantes alegran el corazn;
las buenas noticias dan nuevas fuerzas.
31 El que atiende a la reprensin que da vida,
tendr un lugar entre los sabios.
32 El que desprecia la correccin no se aprecia a s mismo;
el que atiende a la reprensin adquiere entendimiento.
33 El honrar al Seor instruye en la sabidura;
para recibir honores, primero hay que ser humilde.


Cntico de Alabanza Benedictus es, Domine
Daniel (dc) 3:26, 52-56

Bendito eres t, Seor Dios de nuestros padres; *
digno de alabanza, eres bendito.
Bendito el fulgor de tu santo Nombre, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.
Bendito eres en el templo de tu santa gloria, *
en el trono de tu reino eres bendito.
Bendito eres, sentado sobre querubines, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.
Bendito t, que sondeas los abismos; *
en la bveda celeste eres bendito.
Bendito t: Padre, Hijo y Espritu Santo, *
alabado y exaltado sobre todo para siempre.

1 Timoteo 1:18-2:8

18-19 Timoteo, hijo mo, te doy este encargo para que pelees la buena batalla con fe y buena conciencia, conforme a las palabras profticas pronunciadas anteriormente sobre ti. Algunos, por no haber hecho caso a su conciencia, han fracasado en su fe. 20 Esto les ha pasado a Himeneo y Alejandro, a quienes he entregado a Satans para que aprendan a no decir cosas ofensivas contra Dios.

1 Ante todo recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, splicas y acciones de gracias a Dios por toda la humanidad. 2 Se debe orar por los que gobiernan y por todas las autoridades, para que podamos gozar de una vida tranquila y pacfica, con toda piedad y dignidad. 3 Esto es bueno y agrada a Dios nuestro Salvador, 4 pues l quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad. Porque no hay ms que un Dios, y un solo hombre que sea el mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jess. 6 Porque l se entreg a la muerte como rescate[b] por la salvacin de todos y como testimonio dado por l a su debido tiempo. 7 Para anunciar esto, yo he sido nombrado mensajero y apstol, y se me ha encargado que ensee acerca de la fe y de la verdad a los que no son judos. Lo que digo es cierto; no miento. 8 As pues, quiero que los hombres oren en todas partes, y que eleven sus manos a Dios con pureza de corazn y sin enojos ni discusiones.


Cntico al Cordero Dignus es
Apocalipsis 4:11; 5:9-10, 13

Digno es, Seor nuestro Dios, *
atribuirte la gloria, el honor y el poder;
Porque t has creado el universo, *
y por tu voluntad existi y fue creado.
Y digno es atribuir lo mismo a ti, Cordero inmolado, *
porque con tu sangre compraste para Dios,
De toda raza, lengua, pueblo y nacin, *
un reino de sacerdotes para servir a nuestro Dios.
Por tanto, al que est sentado en el trono, *
y a Cristo el Cordero,
Sean adoracin y honor, gloria y seoro, *
por los siglos de los siglos. Amn.

Credo de los Apstoles
Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su nico Hijo, nuestro Seor.
Fue concebido por obra y gracia del Espritu Santo
y naci de la Virgen Mara.
Padeci bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendi a los infiernos.
Al tercer da resucit de entre los muertos.
Subi a los cielos,
y est sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde all ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espritu Santo,
la santa Iglesia catlica,
la comunin de los santos,
el perdn de los pecados,
la resurreccin de los muertos,
y la vida eterna. Amn.

Plegarias

Padre nuestro que ests en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga tu reino,
hgase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada da.
Perdona nuestras ofensas,
como tambin nosotros perdonamos
a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en tentacin
y lbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
tuyo es el poder,
y tuya es la gloria,
ahora y por siempre. Amn.

A
Seor, mustranos tu misericordia;
Y concdenos tu salvacin.
Reviste a tus ministros de justicia;
Que cante tu pueblo de jbilo.
Establece, Seor, la paz en todo el mundo;
Porque slo en ti vivimos seguros.
Protege, Seor, a esta nacin;
Y guanos por la senda de justicia y de verdad.
Que se conozcan en la tierra tus caminos;
Y entre los pueblos tu salvacin.
Seor, que no se olvide a los necesitados;
Ni se arranque la esperanza a los pobres.
Seor, crea en nosotros un corazn limpio;
Y sustntanos con tu Santo Espritu.

Concede, oh Seor, que el curso de este mundo sea gobernado pacficamente por tu providencia, y que tu Iglesia pueda servirte con gozo, confianza y serenidad;
por Jesucristo nuestro Seor, que vive y reina contigo y el Espritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amn.

Oh Dios, autor de la paz y amante de la concordia, conocerte es vida eterna, y servirte, plena libertad: Defiende a estos tus humildes siervos de todos los asaltos de nuestros enemigos; para que, confiados en tu proteccin, no temamos la fuerza de ningn adversario; por el poder de Jesucristo nuestro Seor. Amn.

Seor Jesucristo, t extendiste tus brazos amorosos sobre el cruel madero de la cruz, para estrechar a todos los seres humanos en tu abrazo salvador: Revstenos con tu Espritu de tal manera que, extendiendo nuestras manos en amor, llevemos a quienes no te conocen a reconocerte y amarte; por el honor de tu Nombre. Amn.
Puede seguir intercesiones y acciones de gracias

Oracin de San Juan Crisstomo
Dios todopoderoso, que nos diste la gracia para unirnos en este momento, a fin de ofrecerte nuestras splicas en comn; y que, por tu muy amado Hijo, nos prometiste que, cuando dos o tres se congregan en su Nombre, t estars en medio de ellos: Realiza ahora, Seor, nuestros deseos y peticiones como mejor nos convenga; y concdenos en este mundo el conocimiento de tu verdad y en el venidero, la vida eterna. Amn.

Bendigamos al Seor.
Demos gracias a Dios.

La gracia de nuestro Seor Jesucristo, el amor de Dios y la comunin del Espritu Santo sean con todos nosotros, ahora y siempre. Amn. 2 Corintios 13:14